Compartir

Según las declaraciones del grupo guerrillero la decisión del alto tribunal representa una de las situaciones más difíciles que haya vivido el proceso desde su inicio. “Se ha sembrado la mayor de las incertidumbres respecto de la disposición y la capacidad del Estado en todos sus poderes para honrar los acuerdos de La Habana”, afirmaron.