Compartir

Según dijo la periodista, padeció 12 años de maltrato intrafamiliar y el caso se remite a su infancia.  “Cuando volvía del colegio, muchas veces, pensé que me iba a encontrar muerta a mi mamá por los malos tratos de mi papá”, contó Vicky.

Y añadió: “era muy duro vivir eso, pero luego entendí por qué tardamos 12 años en decir ‘no más’. Desde lo lógico, uno dice: ‘A esa mujer le gusta que le peguen’. No es así. Son mujeres sometidas y muchas no tienen cómo sostener a sus hijos”.

Vicky Dávila relató que esa dura experiencia, de una u otra manera, le sirvieron para ser una mujer con carácter fuerte. Recuerda que su mamá le dio varios consejos para que no tuviera los mismos problemas y enfatizó que nunca le enseñó a guardarle rencor a su padre:

“Mi mamá siempre me decía: ‘Estudie, mija, para que esto no le pase’. A mí, ese espejo me sirvió para no dejarme maltratar de ningún hombre. Mi mamá nunca nos enseñó a odiarlo, al contrario, nos enseñó a perdonarlo”.