Buen Vivir

Estas son las 8 profesionales que hacen engordar más rápido

Foto: clubmegamusculo.com

El portal Finanzas personales publicó un resumen del estudio hecho por CareerBuilder en Conjunto con Harris Interactive, establece que los empleados pueden engordar más rápido si ejercen ciertas profesiones, especialmente que obligan al sedentarismo y producen estrés.

Según ese portal, “el estrés y el sedentarismo, los niveles de estrés hacen que la grasa se acumule, principalmente en el abdomen, también que aumente el hambre en la noche. Por su lado, el sedentarismo también ocasiona aumento en el apetito pues el organismo deja de segregar la hormona encargada de procesar la grasa, la irisina”.

Según los resultados de la investigación que recoge Finanzas personales, las profesiones que aumentar la posibilidad para engordar más rápido son:

  1. Agente de viajes

Las personas que trabajan en oficinas siendo agentes de viajes,  ven a sus clientes programar todo tipo de aventuras, mientras ellos permanecen sentados en frente de su escritorio. Se trata de una profesión en la que hay que estar coordinando procesos sin moverse demasiado. Generalmente los espacios donde trabajan son reducidos, además  tienen que trabajar en horarios extendidos, pues la gente que planea viajar por motivos laborales  no puede ir a organizar su viaje entre 8 a.m. y 5p.m., ya que  es difícil pedir permiso en el trabajo para programar vacaciones.

  1. Profesor

A menos de que se trate de un profesor de danzas o de educación física, el trabajo de un maestro es de los más sedentarios que existen. Después de clases ellos pasan horas en su escritorio, preparando las lecciones, calificando exámenes y organizando reuniones con padres de familia. El único chance que tienen de no estar sentados, es levantarse de su puesto y caminar un poco por el salón. Si a estas circunstancias se le añade el estrés de tratar con alumnos complicados, es perfectamente normal que esta profesión implique riesgos como subir de peso.

  1. Abogado

Esta profesión es bien conocida por el significativo volumen de trabajo, al pensar en abogados es común imaginarse a una persona de traje, con un maletín en sus brazos y contestando muchas llamadas. Los expertos en leyes son conocidos por manejar mucho estrés y ansiedad, sobretodo en un país como Colombia donde el sistema jurídico no es el más efectivo, es por eso que suelen comer a deshoras para sobrellevar la angustia, además no llevan una dieta balanceada debido a que buscan cosas fáciles y rápidas de comer, para volver al trabajo lo antes posible.


  1. Diseñadores

El trabajo de los diseñadores en ocasiones puede ser tan complicado que implica trabajar horas extra, pues los límites de tiempo de algunos proyectos lo requieren. Es por eso que los diseñadores manejan mucha presión y pasan sentados más tiempo que en otros trabajos de oficina.  Hay muchos diseñadores que trabajan como independientes o por contratos, ellos al competir tienen que demostrar que pueden sacar proyectos adelante en tiempos más cortos, por eso sufren falta de horarios y suelen descuidar  la alimentación

  1. Policías

La imagen de un policía obeso y que come rosquillas todo el tiempo, como el ‘jefe Gorgori’, personaje de Los Simpson, no es del todo lejana a la realidad. Al ser policia se pueden tener días en los que solo se patrulla y todo está dentro de la normalidad, hasta días tensionantes donde se tiene que velar por solucionar los problemas de seguridad de muchos ciudadanos. Y es que el crimen no descansa, ni siquiera tiene hora de almuerzo, al igual que en las profesiones anteriores el problema de los policías, es no  prestar atención a su alimentación.

 

  1. Asistente administrativo

Si decíamos que profesiones como profesor o agente de viajes son sedentarias, imagine el caso de un asistente administrativo, que es una persona que tiene que estar siempre enfrente del escritorio recibiendo órdenes para coordinar y organizar los datos de la empresa.  Los agentes administrativos están tan atados a su puesto que incluso llegan a almorzar en el escritorio, lo cual es un hábito poco sano.

  1. Científicos

En la antigua Grecia, los grandes pensadores se preocupaban por trabajar su mente al tiempo que con su cuerpo. Mientras ellos desarrollaban grandes teorías filosóficas y matemáticas, también se entrenaban en actividades físicas como la lucha o la natación. Esta costumbre se ha perdido con el tiempo y lo científico se ha desvinculado de lo físico, es por eso que es común asociar a los científicos con personas tan ocupadas que no aceptarían una invitación para ir a un partido de fútbol.  Según el estudio de obesidad, los científicos son una de las profesiones que enfrentan más riesgos de sobrepeso, la situación es tan alarmante que incluso la NASA diseñó programas para promover la actividad física en sus empleados, en horas laborales.

  1. Tecnología e información

Quienes trabajan en actividades relacionadas con el mundo digital, tienen poco contacto con el mundo físico, pues sus labores están enfocadas en la conectividad, en el manejo de las redes y en los computadores, lo que implica mucho sedentarismo. Hay personas que incluso programan o administran redes durante el fin de semana, ya que el internet no se detiene y así tienen menos chances de practicar algún deporte.

Síguenos, y mantente informado de los acontecimientos más recientes!

To Top