Compartir

Por Luis Alberto Chindoy, Coordinador del Cabildo Menor de Servicios Públicos y Comunitarios. Territorio Inga Aponte.

Realidad de un pueblo que “Nariño Corazón del Mundo” desconoce.

Ocho días de lluvia en Wuasikamas Inga Aponte y las familias Indígenas y campesinas damnificadas por el movimiento de la tierra en masa rotacional que deja más de 300 familias damnificadas, han quedando abandonadas a su propia suerte por las autoridades municipales y departamentales; familias enteras se encuentran habitando dentro del área de máximo riesgo, los subsidios de arriendo no han llegado, se construyeron algunos “albergues” pero no se les ha colocado red de acueducto y alcantarillado.




En medio del ruido de la lluvia y el sonido de las piedras que una tras otra son arrastradas por la creciente de la quebrada San Francisco, llega un sentimiento de tristeza y de preocupación por la vida de nuestras familias, también por la impotencia al saber que lo poquito que se puede hacer por ellos no es nada en comparación con la magnitud del problema.

Foto: Hernando Chindoy Chindoy / Facebook

Cómo si esto no fuese suficiente, la máxima autoridad del departamento de Nariño manifiesta que no conoce la lucha del Pueblo Inga Aponte y que por favor le entreguen por escrito contándole de los reconocimientos que el mundo les ha dado.