Compartir

En su intervención cuestionó a los diputados mexicanos que no han llevado a la cárcel a los políticos corruptos.

En su discurso también lamentó que la sociedad “haya hecho de la corrupción una forma de vivir” y que los políticos y gobernantes “hagan hasta lo imposible por conservar sus privilegios”.

Concluyó asegurando que “la delincuencia en Quintana Roo es una cachetada, un insulto para los que amamos esta tierra”.