Noticias

Abuso y asesinato de Sarita Salazar otro caso que indigna a Colombia

La “la niña murió de un trauma craneoencefálico leve, producido por un zarandeo. No hay signo de trauma violento, pero sí síntomas de zarandeo”, dijo el director de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés. Además, informó que la necropsia de Sara Salazar, arrojó que la menor presenta traumas de violencia sexual antiguos y recientes.

El indignarte caso de abuso  de la menor se presentó en el municipio de Armero – Guayabal, en Tolima.

La menor murió en las instalaciones del Hospital, cuando era preparada para una intervención de cirugía neurológica. Además, la presentaba signos de desnutrición infantil, malas condiciones de salud, baja de peso y traumas tanto antiguos como recientes.

Por su parte el coronel Jorge Morales, comandante de la Policía de Ibagué, la niña presentaba trauma craneoencefálico severo, múltiples heridas en pecho y tórax y cortadas en ambas piernas hechas con arma blanca. Además, le habían amputado parte de su dedo anular, estaba desnutrida y con signos de violencia sexual.

Las autoridades tratan de dar con el paradero de los cuidadores de Sarita ya que después de su muerte desaparecieron, quienes podrían estar involucrados en este atroz feminicidio. Cabe recordar que Sarita estaba bajo el cuidado de una madrina a quien la madre de la pequeña la entregó por problemas económicos.

“Solo la pude ver tres veces. Estaba toda demacrada, flaquita, prácticamente me la negaban. Fui a la Comisaría de Familia para decirles sobre el caso y no me pusieron cuidado tampoco”, manifestó la madre de la pequeña, a ese medio.

“Si les digo la cifra que llevamos de denuncias de violencia sexual en el instituto en estos cuatro meses pues se van a aterrar, porque son aproximadamente 2.300 a 2.500 denuncias”, dijo la directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Cristina Plazas, a RCN Radio.

To Top