Así puedes evitar el mal olor cada vez que sudes o transpires

Cuando se realiza algún ejercicio físico, se va de rumba o se está bajo el estrés de mucho trabajo, nuestro cuerpo tiende a aumentar de temperatura y es allí cuando el sistema de regulación entra en acción y ciertas áreas de nuestra piel empiezan a producir sudor.

Share Button

Así puedes evitar el mal olor cada vez que sudes o transpires

El sudor es producido por dos tipos de glándulas sudoríparas, las apocrinas y ecrinas, ambas glándulas emiten un sudor que no tiene olor. Las culpables del mal olor son las bacterias que viven en nuestra piel y cuando entran en contacto con el sudor, lo descomponen en amoniaco y ácidos grasos que caracterizan ese mal olor que nos resulta desagradable.

Cuando el mal olor es demasiado fuerte e interfiere en la vida social, se llama Bromhidrosis. La Bromhidrosis es un olor fuerte y rancio que no se asocia con ningún problema anatómico, sin embargo en ocasiones sí puede estar asociado a algunas condiciones médicas particulares. Si sospechas que sufres de Bromhidrosis lo mejor es consultar a tu dermatólogo de confianza.

Para evitar el mal olor en la transpiración se debe atacar su principal causa que es la presencia de bacterias que están en la superficie de las axilas. Hay muchas medidas que podemos tomar para reducir o incluso eliminar el mal olor, las principales son:

    1. Higiene de las axilas: Tomar una ducha diaria y lavar las axilas con jabón antibacterial ayuda a mantener a raya las bacterias.
    2. Depilación del vello axilar: Remover frecuentemente y de manera regular el vello de las axilas, elimina la acumulación de bacterias en los pelos de esa zona.
    3. Usar ropa adecuada:Utilizar ropa con fibras naturales o que permitan la entrada de aire a las axilas es importante, ya que ayuda a mantener el área seca y libre de humedad que es lo que permite que proliferen las bacterias.
    4. Secar las axilas:El simple hecho de secar las axilas tan pronto se suda, reduce las posibilidades de que las bacterias descompongan el sudor y generen el mal olor.





  1. Antitranspirantes:Si las bacterias presentes en nuestra piel no entran en contacto con el sudor, no habrá posibilidades que el mal olor se presente en nuestro cuerpo. Por eso el uso de antitranspirantes basados en sales de aluminio son muy efectivos.
  2. Cambio de alimentación: En ocasiones algunos alimentos que se ingieren pueden realzar el mal olor de las axilas, por eso es mejor evitar comidas con alto contenido de ajo, cebolla, curry y alcohol.
  3. Mantener bajo control el estrés: Una causa común de la sudoración son los altos niveles de estrés, utilizando técnicas de relajación como yoga, la meditación y manejo efectivo del tiempo, pueden colaborar en mantener fresco nuestro cuerpo y reducir el mal olor corporal.

Recuerda que el mal olor siempre es tratable y tienes muchos productos a tu disposición que son fáciles de usar y efectivos.

Info: rexona

Escribe tu correo

narino.info

Compartir