La neutralidad y la imparcialidad no deberían existir el 2 de octubre

La neutralidad y la imparcialidad no deberían existir el 2 de octubre

Un hecho histórico en nuestro país debe concretarse con el apoyo de la inmensa mayoría del pueblo colombiano, para iniciar un proceso de paz en nuestro territorio y en nuestras comunidades de las periferias, aquellas que por siglos de los siglos han sido olvidas. El 2 de octubre deberíamos salir a votar todos en favor del Sí no por la impunidad que argumentan los del NO o por las falencias y vacíos que puedan tener los acuerdos, sino por la dignidad y la honra de los vivos y los muertos que ha causado la evidente guerra entre el estado y las Farc. De corazón y con toda la honestidad, respetamos la posición de las personas del NO, pero no la aceptamos.

Desde narino.info no podemos quedarnos como espectadores de la realidad y debemos como responsabilidad social asumir y declarar nuestra posición frente al Plebiscito del 2 de octubre. De esta manera, públicamente, anunciamos nuestro apoyo rotundo a esta iniciativa. Queremos ser honestos con nuestros lectores, posición que los otros medios deberían asumir sin máscaras ni intereses ocultos, sin engaños. Ahora bien, nuestro apoyo se realiza por convicción, sin arreglos, patrocinios políticos ni económicos.

Lea también:  Resumen de los acuerdos de Paz en Comic y en video educativo

En ese sentido, aclaramos que respetamos la campaña del No, tiene todo el derecho en disentir y de argumentar las debilidades en el proceso y el acuerdo de paz, pero no es justificable ni argumentable que se niegue la posibilidad de reducir un porcentaje de la violencia y el conflicto armado en nuestro país. Nosotros estamos a favor de la vida y consideramos que el no apoyar el plebiscito es atentar con ella.

Debemos entender que la paz es imperfecta y que no se trata de la perfección sino de empezar a entablar el dialogo fraterno con nosotros mismos y los demás. De empezar a cambiar nuestro pensamiento guerrerista por uno menos violento y empezar a valorar la vida de los hijos de las familias humildes y pobres que siempre han sido quienes han estado en las trincheras de la guerra.

Lea también:  Oración de la Paz

Votar el 2 de octubre por el Sí, es apostarle a la esperanza de la vida, al optimismo y la posibilidad de una paz en construcción. Debemos ser honestos, sinceros y conscientes de lo que se puede y no lograr con el Sí. Tal vez, sólo es una esperanza y no el paraíso que pintan los politiqueros de turno. Votemos sí, por la esperanza de un futuro en construcción. No caigamos en la estupidez de la imperfección de los acuerdos y en la idiotez de un puñado de gente que vive de las armas, la sangre y la guerra a costilla de la vida ajena.

Este 2 de octubre salgamos a las urnas con la mentalidad de cambiar este país, con la esperanza de nuestros hijos y nietos. Con la ilusión de pensar que otro mundo es posible. Votemos por el sí, con la convicción y el deber que como defensores de la vida tenemos innato en nuestro ser. Salgamos a votar por la alegría de querer y amar.

Lea también:  Recordando el plebiscito de 1957

No caigamos en el discurso retrogrado de los medios de información. No sigamos siendo los idiotas útiles. Los medios deberían dejar de asumir la farsa de la neutralidad y la imparcialidad, deberían quitarse la máscara y declarar su posición frente a los acuerdos, a sus intereses de la vida o la muerte, la paz o la guerra. Hay varios que apoyan el No, deberían hacerlo público y no engañar a sus audiencias disparando mensajes engañosos.

Para nosotros, desde narino.info la imparcialidad y la neutralidad no existen el 2 de octubre, y seguramente, nunca han existido, porque sentimos, pensamos y anhelamos la paz, porque como cualquier humano somos débiles a la esperanza y a la vida.

Que viva el inicio de la paz!

Leer más Noticias, becas y convocatorias vigentes Aquí

Share Button
Compartir